You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Las locuras del Chato Tom Cruise

Las locuras del Chato Tom Cruise

Por Sebastian Zavala.

El chato Tom Cruise. Uno de los actores más reconocibles, carismáticos y valientes de Hollywood, pero a la vez, una figura innegablemente controvertida, principalmente debido a su conexión con la religión (¿?) de la cientología. Un artista capaz de hacer de todo por un rol, desde escalar el edificio más alto del mundo, hasta colgarse de un avión en pleno vuelo. Cruise, en pocas palabras, es una de las pocas estrellas de verdad que quedan en la industria, una figura mas grande que la vida que todavía atrae legiones de fanáticos a los cines. (Aunque, como lo demostró su reboot fallido de La Momia, tampoco es capaz de hacer magia).

Independiente de cómo le pueda ir a sus nuevas películas, no es necesario aclarar que su franquicia más exitosa es la de Misión Imposible, especialmente ahora que cada nueva entrega resulta interesante más que nada debido a la acrobacia imposible que hace para cada una de ellas. Evidentemente esto no fue así siempre; al primera película, por ejemplo, dirigida por Brian De Palma, es una cinta de espías un poco más tradicional, más enfocada en la intriga y el suspenso que en la acción tradicionalmente explosiva. Pero es ahí donde radica la belleza de la saga, precisamente; cada nueva cinta trae algo nuevo a la mesa, un nuevo género o un nuevo estilo, especialmente cuando cambian de director.

Pero regresando a Cruise. Incluso cuando era más joven y recién lo veíamos comenzando en el mundo del cine, ya se notaba que era una estrella (o mejor dicho, me pude dar cuenta de eso al ver sus primeras películas en formato casero; yo ni estaba vivo cuando hacía sus primeros filmes en los años 80). Consideren, si no, su interpretación tan carismática en Risky Business, o la película que lo trajo al estrellato: la notable (y notablemente homoerótica) Top Gun, la cual recibirá una secuela el próximo año. Puede que sus dientes estén un poco más chuequitos en esas películas, y que sus personajes no sean particularmente complejos, pero se salvan gracias al carisma puro de Cruise.

Evidentemente con los años, Cruise se dio cuenta de que no podía sobrevivir puramente gracias a su encanto natural, por lo que fue arriesgándose un poco a la hora de elegir sus roles. En El Color del Dinero compartió pantalla con el legendario Paul Newman y no salió mal parado; en Rain Man, hizo lo mismo con Dustin Hoffman y demostró tener cierta madurez como actor, y en Nacido el 4 de julio, logró desarrollar a un protagonista memorable a pesar de que no es de sus mejores filmes (aunque, cómo olvidar la excelente banda sonora del gran John Williams). Son roles que, poco a poco, demostraban que Cruise era más que una cara bonita y una corta estatura.

En A Few Good Men siguió consolidándose como actor serio, y lograba estar a la talla de legendarios monstruos de la interpretación como Jack Nicholson (y sí, Demi Moore). La firma es un thriller cumplidor, pero se ve beneficiado por la actuación intensa y enérgica de Cruise, y aunque podría argumentarse que su trabajo en Entrevista con el vampiro es algo cursi y exagerado, definitivamente se trata de una película que terminó siendo icónica para toda una generación, y que demostró que los vampiros, efectivamente, podían ser sexies. (Sin entrar al territorio de autoparodia como la nefasta saga de Crepúsculo, claro está).

Pero fue en 1996 que comenzó la franquicia de Misión Imposible, y ahí cambió todo. La película de De Palma es un excelente ejercicio de tensión e intriga, pero resultó ser un poco aburrida (o lenta) para algunos fanáticos, por lo que para la segunda cinta, dirigida por el maestro de la acción John Woo, se fueron al otro extremo: sí, es divertida, pero de manera algo absurda, mostrando a Cruise como un espía superpoderoso casi invencible, capaz de saltar de una moto en el aire, cambiarse de rostros con máscara mágicas, y matar a todo enemigo que se le interponga en el camino sin mayores problemas. Explosiones, fuego, violencia, sexo y palomas por doquier.

Lo cual no quiere decir que los fines de los 90s hayan sido decepcionantes para Cruise. Todo lo contrario. Trabajó en la última película del maestro Stanley Kubrick, la erótica Ojos Bien Cerrados, y a principios del milenio, apareció en filmes como la memorable Sentencia Previa, de Spielberg, y la emotiva El Último Samurai (la cual, a pesar de utilizar el trope de salvador blanco de manera demasiado seria, no está del todo mal). Hasta Colateral supuso una suerte de innovación para Cruise, en donde interpreta a un personaje que podría considerarse como su primer villano. Y lo hizo de manera muy intimidante y perturbadora (¡ese pelo blanco!)

Pero tuvo que esperar hasta el 2005 para regresar a la franquicia de Misión Imposible, y no pudo hacerlo de mejor manera. Misión Imposible III es de mis favoritas de la saga, todo gracias tanto a Cruise —quien interpreta a Ethan Hunt como alguien más humano, más vulnerable— como a J.J. Abrams, quien dirige la cinta con todo la energía y pasión que uno podría imaginarse. La Guerra de los Mundos no fue un éxito, y Leones por Corderos no la vio ni su familia, pero Tropic Thunder, que se estrenó el 2008, demostró algo que nadie se esperaba: Cruise era capaz de hacer comedia, y no cualquier tipo de comedia. Era capaz de ser grosero, de exagerar, de burlarse de sí mismo, y de deshacerse de su aspecto de súper estrella. Nada mal.

Knight and Day, del 2010, pasó desapercibida, y aunque Valquiria no es una mala película, creo que muchos no nos creímos a Cruise como un oficial Nazi. Rock of Ages tampoco ayudó (y eso que trató de hacer algo diferente), pero Jack Reacher demostró que podía interpretar a un héroe de acción aparte de Ethan Hunt, por más que no se pareciese en nada a la descripción del personaje que aparece en las novelas en las que se basa el filme. Al filo del mañana es una de las mejores películas de ciencia ficción de los últimos tiempos —por lo que, obviamente, no la vio casi nadie— y Oblivion, desgraciadamente, hubiera podido ser protagonizada por un actor X (no XXX) sin que mucho cambie.

¿Y qué fue de Misión Imposible? La cuarta entrega, El Protocolo Fantasma es, para mi, la mejor cinta de la franquicia, un espectacular ejercicio de acción, tensión, espectacularidad y emoción que demostró que Cruise, a estas alturas de su carrera, no le tenía miedo a nada. Si había una escena en donde Hunt tenía que escalar el Burj Khalifa en Dubai, no valía la pena hacerlo con efectos visuales ni con dobles; tenía que hacerlo él, y creanme cuando les digo que valió la pena que así sea. Y lo mejor es que no es una película regular con una escena destacable; por más alucinante que sea dicha secuencia, el resto del filme logra mantener una calidad similar, lo cual resulta en un producto final realmente emocionante.

No obstante, fuera de la quinta entrega de la saga, Misión Imposible: Nación Secreta (en donde se volvió a unir al director-guionista Christopher McQuarrie, quien también se está encargando de la sexta, Misión Imposible: Repercusión), los años recientes no han sido muy amables con Cruise. La Momia fue un completo desastre (tanto así, que acabó con las esperanzas que tenía Universal de desarrollar un universo cinematográfico compartido por sus monstruos, llamado el Dark Universe), Jack Reacher 2 no la vio nadie, y American Made, aunque cumplidora —y hasta por momentos brillante— no logró compensar todo el mal hecho por las dos cintas anteriores.

Pero no importa. Si Cruise ha logrado sobrevivir a Misión Imposible 2, a sus saltos en el sillón de Oprah, y a películas mediocres como Knight and Day y Rock of Ages, entonces dudo que su mala racha vaya a durar mucho. Puede que ahora tenga que depender demasiado de sus franquicias clásicas —sus siguientes películas como protagonista son la recientemente estrenada Misión Imposible: Repercusión, y la secuela de Top Gun—, pero si le funciona, y si le permitirá hacer más acrobacias dementes, ¿quiénes somos nosotros para criticarlo?

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Suscríbete

Ingresa tu e-mail a Lumiere World y entérate de los nuevos productos, ofertas especiales, noticias de cine, series y comics. Únete al movimiento.