You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

La Roca: De luchador a estrella de acción

La Roca: De luchador a estrella de acción

Por Sebastian Zavala.

La Roca. O Dwayne Johnson, como quiere ser llamado hoy en día. Podría argumentarse que se trata de la mayor estrella de acción de Hollywoodense de nuestros tiempos, un actor (ex luchador) que escoge los proyectos más absurdos y los convierte, de alguna u otra forma, en éxitos inesperados. Consideren, si no, el éxito que películas como Rampage (¡monstruos gigantes!) o Jumanji: en la Selva (¡acción y comedia con tintes de videojuego!) han tenido en varios mercados, incluyendo el nuestro.

De hecho, La Roca es uno de los artistas más populares en el Perú, tanto así que ambas películas duraron varias semanas en la cartelera limeña, más que filmes de franquicias supuestamente más populares, como Star Wars o Marvel.

Aunque hay que considerar también que una de las películas que mas duró en nuestra cartelera este año fue La hora más oscura. Sí, aquel drama de Churchill por el que Gary Oldman ganó el Óscar. No tenía efectos digitales, ni monstruos gigantes, ni extravagantes escenas de acción… ni a La Roca. Así que si podemos utilizar una palabra para describir los gustos de nuestro público, podría ser “imprevisible”.

Pero regresando a La Roca. La manera en que su carrera se ha desarrollado es bien curiosa. Como varios deben recordar todavía, su primera aparición cinematográfica fue en La Momia Regresa, tanto en el prólogo del filme (haciendo de el Rey Escorpión peleando en el desierto egipcio), como en el tercer acto de la historia (haciendo de un terrible Rey Escorpión digital). Previsiblemente, el personaje resultó ser tan popular que un par de años después le dieron su propia cinta, apropiadamente llamada El Rey Escorpión. No es nada del otro mundo, pero sirve como blockbuster sonso y lleno de acción; es parte de mi adolescencia, así que nunca podré odiarlo.

Es a partir de esa época —desde el año 2004, más o menos— que todo el mundo asumía que La Roca se convertiría en la siguiente gran estrella de acción, tanto así que, en la película Bienvenidos a la jungla, (sí, sí, ha protagonizado varias películas que se llevan a cabo en la selva, incluyendo la anteriormente mencionada Jumanji, y Viaje 2: Isla Misteriosa), tiene una escena en donde Arnoldo (Schwarzenegger) literalmente le pasa la batuta. Sutil.

Desgraciadamente, eso no pasó.

¿Las siguientes películas de La Roca? La sosa Walking Tall, la terrible adaptación cinematográfica del videojuego Doom, la decepcionante y francamente rara Southland Tales, y películas infantiles como The Game Plan, en las que, siendo honestos, no avergonzaba a sí mismo. Entiendo que otras estrenas de acción —especialmente en los 80s y 90s— incursionaron en el cine familiar, pero no antes de que se consagraran como héroes de la testosterona.

No obstante, algo pasó en el 2011. Dwayne se unió al reparto (¿la familia?) de Rápidos y Furiosos, y fue ahí que el ex luchador se convirtió en una suerte de “salva franquicias”. Fast Five fue la mejor entrega de de la saga en muchos años, y le inyectó tanta adrenalina a la cuestión que sigue siendo una de las franquicias más exitosas del mundo hasta el día de hoy. Algo similar hizo con G.I. Joe y Viaje al centro de la tierra (aunque nunca llegaron a sacar más entregas).

¿Y ahora? Pues regresamos a los conceptos absurdos que, por alguna razón, funcionan gracias a que son convertidos en filmes protagonizados por el buen Dwayne. Consideren, si no, las siguientes películas, que estoy seguro hubieran sido protagonizadas por Nic Cage si es que no fuesen tan caras (lo siento Nicolas, pero desgraciadamente no atraes la misma cantidad del público que nuestro masivo héroe samoano):

 -    San Andreas: una película de desastres y de acción, en donde Alexandra Daddario hace su hija (porque obviamente son igualitos). Solo faltó que La Roca le meta un puñetazo a una fisura.

-    Baywatch: un remake sarcástico y satírico de la famosa serie noventera. Daddario está de vuelta, y esta vez en ropa de baño. No le gustó a mucha gente, pero al menos el buen Dwayne no se sentía fuera de lugar.

-    Jumanji: bienvenido a la jungla: una pseudo-secuela de una de las películas familiares mas recordadas de Robin Williams… sin Robin Williams, por obvias razones. Contra todo pronóstico terminó siendo… ¡muy divertida!

-    Rampage: un filme basado en un juego cuya narrativa podría resumirse como “¡BANG, BANG, OUCH, ROAR!” Bueno, siendo justos, puedes describir a la película de la misma forma.

-    Rascacielos: la que se estrenó la semana pasada. Un homenaje-híbrido de películas como la primera Duro de Matar e Infierno en la Torre, en donde La Roca tiene una pierna falsa y tiene que salvar a su familia del edificio más avanzado del mundo el cual, lógicamente, se convierte en una trampa mortal. Por qué no.

Nadie va a ver películas con La Roca para tener una experiencia particularmente profunda, pero sus producciones siguen atrayendo a las masas porque, al menos en la mayoría de casos, logran mezclar elementos que todo tipo de consumidor de cultura popular puede entender: acción, explosiones, brutales efectos visuales, chistes genéricos, y el carisma de Dwayne. La gente fue a ver Rampage por los monstruos, pero se quedó por La Roca (¿o fue al revés?)

En todo caso, si le funciona, ¿por qué habría de detenerse? El próximo año estrena Jungle Cruise y también han confirmado Jumanji 2 (¿o vendría a ser la 3?), así que al menos lo volveremos a ver en la selva un par de veces más. Esto, combinado con el spin-off de Rápidos y Furiosos (obviamente) en el que compartirá pantalla con Jason Statham e Idris Elba (!), garantiza que tendremos harta Roca para rato.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Suscríbete

Ingresa tu e-mail a Lumiere World y entérate de los nuevos productos, ofertas especiales, noticias de cine, series y comics. Únete al movimiento.