You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

El mundo de Lisbeth Salander

El mundo de Lisbeth Salander

Por Sebastian Zavala.

Si les suena el nombre de Lisbeth Salander, debe ser porque han visto alguna de las dos películas de “La chica del dragón tatuado” (ya sea la sueca, o la americana), o porque están familiarizados con la saga Millenium, aquellos libros escritos por Stieg Larsson (bueno, al menos inicialmente) y continuados por David Lagercrantz. Se trata de una de las sagas más famosas a nivel mundial, tanto así que han merecido más de una adaptación cinematográfica. De hecho, si es que me encuentro escribiendo sobre este tema es, precisamente, porque estamos a punto de ver una nueva cinta en los cines: “La chica de la telaraña”.

Se trata de una situación curiosa, ya que, a pesar de que la última adaptación americana era del primer libro, esta secuela (¿o reboot? digo, por el cambio de reparto y director) más bien se concentra en los eventos de la cuarta novela. No importa, supongo. Después de todo, cada una de estas historias es bastante independiente la una de la otra, por lo que no es necesario haber leído ninguno de los libros anteriores para entender la cuarta aventura. O en este caso, no es necesario haber visto ninguno de los filmes anteriores, y menos ahora que se trata de un reboot, por lo que se ha podido observar. Puede que la Lisabeth Salander de Claire Foy sea la misma que la de Rooney Mara… o puede que no. Habrá que ver.

En todo caso, considerando que muchos se animarán a ver esta nueva cinta —o al menos eso se espera—, vale la pena hacer un breve y humilde repaso por la saga que ha obtenido miles de fanáticos alrededor del mundo, a pesar de que su autor original ha estado muerto ya por varios años. Se trata de una de las obras póstumas más fascinantes que uno pueda encontrar; ¡estoy seguro que Larsson jamás se hubiera imagino que Salander se convertiría en una protagonista literaria (y cinematográfica) de talla mundial!

La chica del Dragón Tatuado (2005)

Se trata, pues, de la aventura más famosa de Salander, y aunque hasta cierto punto, ella no es la verdadera protagonista. De hecho, la historia se concentra más en Mikael Blomkvist, un periodista que, luego de un escándalo relacionado a una difamación, quiere escaparse de la atención de los medios de comunicación. Convenientemente, es contratado por el millonario Henrik Vanger para investigar la desaparición de su nieta, Harriet, lo cual lo obligará a colaborar con la talentosísima —pero bastante peculiar— hacker, Lisbeth Salander. Juntos, desenterrarán los más oscuros secretos de la familia Vanger, y descubrirán más de un inesperado crimen.

Esta historia ha sido adaptada dos veces a la pantalla grande. La primera película, producida en la Suecia natal de Larsson, fue dirigida por Niels Arden Oplev, y tuvo como protagonistas a Noomi Rapace (quien últimamente ha estado trabajando en Hollywood), que interpreta a Lisbeth, y a Michael Nyqvist (Q.E.P.D.) como Mikael Blomkvist. Se trata, de hecho, del inicio de una trilogía, como veremos líneas más abajo. Pero la novela también fue adaptada por Hollywood: el filme americano, firmado por el gran David Fincher, tiene como protagonistas a Rooney Mara (Lisbeth) y Daniel Craig (Mikael). Cada película tiene sus fans, pero a pesar de que la primera adaptación tiene muchos aciertos (incluyendo el cásting), me quedo con la atmósfera, con la impecable dirección y la palpable tensión, casi inaguantable, de la cinta de Fincher.

La chica que jugaba con fuego (2006)

Mikael Blomkvist es contactado por el periodista freelancer Dag Svensson para que Millenium publique un artículo que expone al tráfico sexual en Suecia; dicha investigación implicaría, también, a un gran número de oficiales del gobierno. Svensson y su novia, sin embargo, sin asesinados, y por alguna razón, la policía cree que Lisbeth es la culpable. Decidido a demostrar su inocencia, Blomvkist tratará de terminar la investigación de Svensson, y descubrir al verdadero culpable de su asesinato.

“La chica que jugaba con fuego” ha sido adaptada, únicamente, como parte de la trilogía de películas suecas. Esta segunda fue dirigida, esta vez, por Daniel Alfredson, pero tenía a los mismos protagonistas: Naomi Rapace como Lisbeth, y Michael Nyqvist como Mikael. Siendo una secuela, se siente un poco más predecible y definitivamente menos novedosa que su predecesora, pero la diferencia entre ambas cinta no es tan grande. En todo caso, se sienten como parte del mismo universo, y esta segunda entrega ayuda a desarrollar incluso más a nuestros dos protagonistas, centrándose en su inesperada relación, todo mientras se desarrolla un misterio bastante intrigante.

La chica que pateaba el nido de avispas (2007)

Como siempre, nuestro protagonista es el intrépido periodista Mikael Blomvkist. Esta vez, se ha enterado de que un grupo secreto dentro del Servicio Secreto sueco ha cometido varios crímenes constitucionales en contra de Lisbeth, lo cual hará que se una a un grupo de policías de la división sueca de la Protección Constitucional para salar a Lisbeth. Después de todo, la han acusado de asesinato, y Mikael sabe que es inocente.

“La chica que pateaba el nido de avispas” fue adaptada como la última entrega de la trilogía de películas suecas —después de todo es, también, la última novela escrita por el autor original, Stieg Larsson. El filme es dirigido, nuevamente, por Daniel Alfredson, no fue tan bien recibido como las dos entregas anteriores —esto se debe a que la Lisbeth Salander de Rapace tiene un rol innecesariamente limitado, lo cual no le permite al público disfrutar ni de ella —después de todo, sigue siendo un gran personaje— ni de su relación (y química) con el Blomvkist de Nyqvist. No se trata de una mala conclusión para la trilogía, pero para aquellos que esperaban algo un poquito más novedoso y emocionante, puede sentirse bastante decepcionante.

 

La chica de la telaraña (2015)

En el 2013, la editora sueca Norstedts anunció la salida de una cuarta novela de la saga Millenium, a pesar de que, como todos deben saber, Larsson ya había fallecido para aquel entonces. Lo curioso de esto es que se supone que Larsson ha dejado varios manuscritos relacionados a las aventuras de Lisbeth sin terminar, pero esta cuarta novela —y bueno, la quinta tampoco— no hace uso de ese material. Esto se puede deber a que la viuda de Larsson, Eva Gabrielsson, quien posee este material, nunca ha estado a favor de las nuevas novelas —claramente nunca fue involucrada en el proyecto.

Pero bueno. El caso es que el 2015, el autor David Lagencrantz publicó una nueva novela: “La chica de la telaraña”. Y fue bastante bien recibida, incluso por aquellos que no disfrutaron de la tercera entrega. Esta vez, Mikael Blomkvist recibe una llamada telefónica en donde un desconocido proclama tener información vital para los Estados Unidos. Dice, también, que ha estado en contacto con Lisbeth, lo cual despierta el interés de Mikael, y lo anima a contactarse con ella. Juntos, irán involucrándose en toda una conspiración, relacionándose con espías, cibercriminales y asesinos de todo el mundo.

Como ya deben saber, ningún cineasta sueco se ha animado a adaptar las novelas de Lagencrantz al cine, y por alguna razón, Hollywood ha decidido saltearse la segunda y tercera novela, adaptando “La chica de la telaraña” luego de habernos entregado “La chica del dragón tatuado” hace unos años. Pero las cosas son diferentes. Esta vez, el director es el talentoso Fede Álvarez (la tensísima “No respires”) ,mientras que Claire Foy (“The Crown”) interpreta a Lisbeth Salander, y Svenirr Gudnasson (un actor sueco, ¡wuu!) interpreta a Blomvkist. Evidentemente todavía no he visto la película, pero considerando el pedigree tanto del cineasta a cargo, como de sus actores, no dudo que vaya a estar bastante buena. ¿Logrará superar, o al menos igualar, a la obra de Fincher? Lo dudo, pero a la vez, también le doy el beneficio de la duda. Habrá que ver.

 

El hombre que perseguía su sombra (2017)

Sí, la última novela de la saga Millenium recién fue publicada el año pasado. Nuevamente, el autor es Lagencrantz, no Larsson (todavía no se utilizan sus manuscritos no publicados), y no, todavía no se ha anunciado ninguna adaptación para el cine, ni en los Estados Unidos, ni en Suecia. Supongo que todo dependerá de lo bien (o mal) que le vaya en la taquilla a “La chica de la telaraña”.

Esta vez, tenemos a una Lisbeth Salander tratando de descubrir algunos de los más traumáticos secretos de su complicada infancia. Para ello, recibirá, obviamente, la ayuda de Mikael Blomkvist, a pesar de que tiene un grupo de islamistas extremos detrás de ella. Pero por supuesto, no son los únicos —su hermana gemela (supuestamente perdida), Camilla, está tratando de atraparla, al igual que el líder de una banda criminal, y también un secreto grupo que no quiere que se devele el misterio de un cruel experimento psicológico llamado El Registro.

¿Volverá Lisbeth Salander al cine?

Como deben haber visto, la saga Millenium está repleta de historias verdaderamente intrigantes, muchas de las cuales han sido adaptadas, ya, a la pantalla grande. Creo que a estas alturas del partido, la trilogía original está recontra cubierta, por lo que, hasta cierto punto, no me sorprende el que Hollywood haya decidido concentrarse en las novelas de Lagencrantz para desarrollar nuevos proyectos fílmicos. Habrá que ver si la nueva película de Fede Álvarez cumple con las expectativas —si es así, estoy seguro que veremos más filmes protagonizados por Foy, quien, espero, convierta a Salander en un personaje propio y suficientemente interesante.

Solo sé que, habiendo leído, al menos, la trilogía original, estoy muy emocionado por ver “La chica de la telaraña”, un filme que espero no me vaya a decepcionar. ¡Nos vemos en el cine!

 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Suscríbete

Ingresa tu e-mail a Lumiere World y entérate de los nuevos productos, ofertas especiales, noticias de cine, series y comics. Únete al movimiento.